Publicado el

Limpieza y mantenimiento de un látigo

Los artículos de cuero necesitan de limpieza y mantenimiento para conservarlos en perfecto estado y nos duren por mucho tiempo.

Estos consejos de limpieza son para artículos que llevan meses guardados sin ningún mantenimiento o tienen un uso elevado y por lo tanto aparecen manchas de moho y se deterioran si no tienen un buen mantenimiento 

Hoy nos ocuparemos de este látigo, lleva meses guardado en un lugar poco apropiado y no ha tenido ningún cuidado ni mantenimiento durante meses, podéis apreciar como tiene manchas de moho y el fall o triza esta algo deformada de estar mal guardado, el craker o chasqueador (en otro vídeo os mostraremos como cambiarlo) también lo deberemos cambiar por uno nuevo ya que por higiene es el tramo que mas contacto tiene con la piel, fluidos e incluso sangre.

Os dejamos enlace a nuestro canal You Tube donde ademas podéis ver el vídeo explicativo

Os muestro fotos y podéis apreciar donde se localiza la suciedad y moho

 

 

 

 

 

Materiales necesarios para la limpieza:

Guantes: opcionales

Cepillo: Con el quitaremos el polvo a nuestro artículo, pondremos más atención entre los huecos que hay en el trenzado ya que ahí se suele acumular la grasa y por lo tanto el polvo se queda pegado, lo primero que hemos de hacer es retirar ese polvo y la grasa con la que hemos hidratado nuestro artículo en otras ocasiones.

Esponja o trapo de algodón: Lo usaremos humedecido en agua e impregnado de un jabón especial para la limpieza del cuero

Jaboncillo: Es un jabón natural de glicerina que podemos adquirir en tiendas de hípica.

Con el trapo o la esponja bien escurrida frotaremos el jaboncillo hasta que haga un poco de espuma y aplicaremos sobre el cuero o la piel de nuestro artículo.

Frotaremos suavemente para eliminar el polvo, la grasa y la suciedad acumulada por el uso que le hemos dado, recordar aplicar solo en la parte curtida es decir la parte sin pelo o la parte brillante. Una vez limpio podemos pasar un trapo seco de algodón para retirar el exceso de agua y jabón que se haya quedado en el artículo, dejamos secar dependiendo del grosor del cuero o la piel, incluso 24 o 48 horas y una vez bien seco pasaremos a hidratar.

Crema de color: si la piel esta algo descolorida por el tiempo o roces podemos dar una capa de color antes de encerar. Cuando esa capa este seca cepillar para sacar brillo y retirar el exceso

Hidratar: para hidratar emplearemos una grasa específica para piel que podemos encontrar en tienda de hípica supermercado o bazar.

La grasa la podemos aplicar con otro trapo o una esponja o incluso con nuestras manos o nuestros dedos hasta que quede bien aplicada por todo el artículo con una fina capa y como siempre solo por el lado curtido o donde vemos que la piel es brillante nunca dónde está el pelo o revés de la piel. Dejaremos que la grasa actúe por 24 h y pasamos un trapo limpio y seco para retirar el exceso de grasa y sacar brillo a nuestro articulo.

Guardar: Los artículos deben guardarse en un lugar seco y sin humedad, evitando fuentes de calor para una buena conservación.

Es bueno realizar esta limpieza un par de veces al año, normalmente en los cambios de estación por ejemplo invierno y verano.

Un par de consejos:

 ·El Fall (triza) y el Craker (chasqueador) son las partes que mas contacto tienen con la piel por lo que recomendamos desinfectar si se va a usar en varias personas, usar un desinfectante tipo Sanytol dejar actuar según indicaciones del fabricante y retirar.

·Hay acondicionadores para cuero que podemos aplicar a nuestros artículos para que luzcan con brillo y ayude a su conservación